Vinaora Nivo Slider
HomeProyecto Completo

Proyecto de Ley Completo

Regulación de las profesiones informáticas

Proyecto de ley 1108-2011 - Redactado por Roberto García Tuñón.(Último cambio: 28/02/2014)
 
PROYECTO DE LEY 

LEY DE EJERCICIO DE LAS PROFESIONES EN CIENCIAS INFORMATICAS Y DE CREACION DEL CONSEJO PROFESIONAL EN CIENCIAS INFORMATICAS DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRE

TITULO I: EJERCICIO PROFESIONAL Y EMPLEO DEL TITULO


CAPITULO I: EJERCICIO PROFESIONAL

ARTICULO 1º.- Alcance.

El ejercicio de las profesiones atinentes a las Ciencias Informáticas en cualesquiera de sus ramas o especialidades, dentro del ámbito de la jurisdicción en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se regirá por las disposiciones de la presente Ley y las reglamentaciones  que en consecuencia se dictaren.-

A tal fin los profesionales deben inscribirse en el registro de matricula otorgada por el Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que por esta ley se crea.

ARTICULO 2.- Requisitos para ejercer la profesión.

El ejercicio de las profesiones comprendidas en esta Ley, cualquiera fuere la forma en que se realice, únicamente podrá ser desempeñado por personas físicas que estén matriculados mediante la debida inscripción en el Registro del Consejo en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y estar encuadrado profesionalmente en alguna de las siguientes situaciones:

1) Poseer título de grado en Carreras en Ciencias Informáticas que expidan las Instituciones de Educación  Superior Universitarias Argentinas, según la legislación universitaria vigente y demás disposiciones de aplicación.

2) Poseer título de grado en Carreras de Ciencias Informáticas expedidos por Instituciones de Educación Superior Universitarias extranjeras, previo reconocimiento de habilitación o revalida con igual nivel, según los tratados internacionales sobre la materia, la legislación universitaria vigente y demás disposiciones de aplicación

3) Personas no graduadas en las carreras mencionadas en los incisos precedentes, en las condiciones y dentro del plazo establecido en el artículo 12.

 ARTICULO 3.- Ejercicio Profesional. Concepto.

Se considerará ejercicio profesional toda actividad o prestación personal de servicio, acto, tarea o práctica, que suponga, requiera o comprometa la  aplicación, a favor de terceros de conocimientos técnicos y científicos propios de la capacitación que brindan los títulos profesionales habilitantes de acuerdo a lo dispuesto por la legislación universitaria en general y por todo acto o resolución que fije incumbencias para las profesiones comprendidas en esta ley  emanada de autoridad nacional o legalmente competente.

ARTICULO 4.-Presunción de ejercicio profesional

A los efectos de lo dispuesto en el artículo 2, se considerará ejercicio profesional:

a) El ofrecimiento o realización de servicios profesionales informáticos.

b) El desempeño de cargos, funciones, comisiones o empleos dependientes de los poderes públicos o de particulares, cuando lo fuere por sus conocimientos profesionales con referencia a cualquiera de las profesiones reglamentadas por esta Ley.

c) La evacuación, redacción, emisión, presentación o aplicación de informes, dictámenes, estudios, consejos o asesoramiento, pericias, auditorias, presupuestos, tasaciones, escritos, análisis, proyectos o trabajos similares, inherentes a las Ciencias Informáticas, destinados a ser presentados a poderes públicos, a entidades públicas o privadas y a particulares.

d) El desempeño en  estudio, asesoría, consultora, oficina, centro, sociedad, asociación, organización u otros similares y sus equivalentes en idiomas extranjeros, con referencia a cualesquiera de las profesiones reglamentadas por esta Ley.

ARTICULO 5.- Denominación y nomenclatura.

Para quienes realicen y ejerzan las actividades y/o profesiones reglamentadas por la presente ley, se los podrá denominar con alguno de los siguientes términos: la reproducción o difusión de las palabras: Analista, Licenciado, Ingeniero, Asesor, Consultor, Experto, Perito, Auditor, Certificador o similares y sus equivalencias en idiomas extranjeros.

ARTICULO 6.- Lugares de desempeño de la actividad.

Los ámbitos de formación y capacitación de las actividades y/o profesiones reglamentadas por la presente ley, se podrá denominar con el empleo de los siguientes términos: Academia, Estudio, Asesoría, Consultoría, Oficina, Casa, Centro, Colegio, Sociedad, Asociación, Organización u otros similares y sus equivalentes en idiomas extranjeros, previo reconocimiento de habilitación o revalida con igual nivel, según los tratados internacionales sobre la materia, la legislación universitaria vigente y demás disposiciones de aplicación.

ARTICULO 7.- Actividad Profesional. Actos de ejercicio profesional

Se consideran igualmente actos de ejercicio profesional, los siguientes:

a) Evaluar las necesidades funcionales de las organizaciones; con la finalidad de diseñar e implantar sus sistemas informáticos y/o modificar los existentes.

b) Planificar, dirigir y/o supervisar el relevamiento, diseño y ejecución de proyectos informáticos y la implementación de sistemas informáticos de acuerdo con cada organización.

c) Entender, planificar y/o dirigir los estudios técnico – económicos de factibilidad y/o referentes a la configuración y dimensionamiento de sistemas automatizados de procesamiento de datos.

d) Realizar el relevamiento, análisis, diseño, desarrollo, prueba e implementación de sistemas informáticos. Organizar y capacitar al personal afectado por dichos sistemas.

e) Organizar, dirigir y controlar Centros de Procesamiento de Datos o Centros de Cómputos, seleccionar y capacitar al personal de los mismos, preparar y capacitar al personal de todas las áreas afectadas por su servicio.

f) Asesorar, verificar y evaluar la utilización, eficiencia y confiabilidad de los medios de procesamiento de datos y de los sistemas de información.

g) Determinar, regular y administrar las pautas operativas a regir en las instalaciones de Procesamiento de Datos o Centro de Cómputos.  Desarrollar y aplicar técnicas de seguridad en lo referente al acceso y disponibilidad de la información, como así también, los respaldos de seguridad de todos los recursos operables.

h) Instrumentar y emitir toda la documentación que respalde la actividad del Centro de Procesamiento de Información. También diseñar y confeccionar los manuales de procesos y los formularios requeridos para el procesamiento de la información.

i) Crear, implantar y actualizar las normas de control que hacen al funcionamiento de los Centros de Procesamiento de Información.

j) Evaluar y seleccionar alternativas de asistencia externa en temas inherentes a sistemas de información.

k) Efectuar tareas de auditorías de los sistemas de información y de los centros de procesamiento de datos, perteneciendo a otra área de la misma empresa o respondiendo a una auditoría externa.

l) Participar en ámbitos públicos o privados, en tareas vinculadas con el desarrollo difusión y supervisión de las actividades relacionadas con la Informática.

m) Desempeñar cargos, funciones, comisiones o empleos dependientes de organismos oficiales, privados o mixtos para cuya designación se requiera estar habilitado en Ciencias Informáticas, o para los cuales se requieran conocimientos propios de la profesión.

n) Evaluar y seleccionar herramientas de hardware y/o  de software de acuerdo a las necesidades de una organización.

ñ) Realizar arbitrajes, pericias y tasaciones relacionados con los sistemas de información y los medios de procesamiento de datos.

o) Asesorar en relación con la planificación, diseño, interpretación y aplicación de la legislación correspondiente a sistemas de información, procesamiento y comunicación de datos, de modo de poder actuar tanto en el sector público como privado.

p) Desarrollar los planes de formación para los profesionales de otras disciplinas en la utilización de recursos de computación.

q) Fijar y controlar el cumplimiento de las pautas técnicas y administrativas que rigen el funcionamiento de la explotación de los recursos informáticos de cada organización.

r) Todas aquellas otras actividades profesionales comprendidas en las incumbencias que les pertenecieren a los títulos relativos a las Ciencias Informáticas, de acuerdo a lo dispuesto por la Legislación Universitaria en general y en particular del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación, y todo acto o resolución que fije incumbencias para las profesiones comprendidas por esta ley o disposición que les reemplazare, modificare o hiciere sus veces emanada de autoridad nacional o legalmente competente.-

ARTICULO 8.- Firma profesional

Los documentos relacionados a las actividades enumeradas en los artículos 4 y 5 de la presente ley, deberán llevar la firma y número de matrícula de los profesionales que hayan participado en la elaboración y ejecución de las mismas, haciéndose responsables por este acto de la labor profesional desempeñada.

ARTÍCULO  9.- Certificación de  firma profesional

En el caso que los documentos referidos en el articulo 6 deban ser presentados ante o intervenidos por las autoridades publicas de la Nación, las Provincias o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, deberán tener las firmas  de los profesionales informáticos matriculados intervinientes certificada por el Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma.

CAPITULO II: MATRICULACION

ARTÍCULO 10.- Otorgamiento de la matrícula

El Consejo Directivo del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires será el órgano que resolverá sobre el  otorgamiento o rechazo de las solicitudes de matriculación.

En caso de rechazo, el Consejo Directivo  deberá fundamentarlo detallando sus causas y antecedentes.

El interesado podrá recurrir la resolución del Consejo Profesional denegatoria  de la matrícula ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El recurso deberá ser deducido y fundado dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la correspondiente notificación. El recurso se concederá al solo efecto devolutivo. La cámara dará traslado por cinco días hábiles al Consejo Profesional. Vencido este plazo, el Tribunal resolverá la apertura a prueba por veinte (20) días, si hubiera sido solicitada y lo considerara procedente. En caso contrario, llamará autos para resolver.

El Consejo Profesional al contestar el traslado no podrá invocar, aludir o referirse a hechos que no hayan sido objeto de mención o de consideración, en la resolución denegatoria.

Para la sustanciación del recurso se aplicarán supletoriamente las normas del Código Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires  y normativa complementaria.

ARTICULO 11.- Requisitos de Matriculación de profesionales

Para su inscripción en la matrícula los profesionales deberán:

1) Acreditar su identidad personal.

2) Presentar el diploma o certificado original correspondiente al título habilitante, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 2 incisos 1 y 2

3) Fijar domicilio legal dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, denunciando el domicilio real.

4)  Manifestar bajo juramento no estar comprendido en las siguientes causales de inhabilitación:

a. Incapacidad de hecho.

b. Condena por delitos que llevan como accesoria la inhabilitación profesional.

c. Exclusión del ejercicio profesional por sanciones disciplinarias aplicadas por cualquier Colegio o Consejo Profesional en Ciencias Informáticas del país.

d) Todo otro requisito establecido por el Consejo Directivo.-

ARTICULO 12.- Plazo y procedimiento de reconocimiento de matricula a idóneos

El reconocimiento de matricula de profesionalidad a los idóneos, establecidos en el artículo 2 inciso 3, tendrán efecto por esta ley en todos los casos por primera y única vez.

Se consideraran idóneos a las personas físicas que prueben fehacientemente haber ejercido en forma ininterrumpida 10 (diez) años como mínimo en la profesión al momento de entrar en vigencia esta ley, que en la actualidad ejerzan funciones, cargos, empleos o comisiones que puedan considerarse propias del ejercicio de la profesión y que además avalen la solicitud  mediante constancias fehacientes de su desempeño en el ámbito público y/o privado, títulos terciarios, actividad académica y de capacitación realizada, trabajos y/o publicaciones efectuadas, con las certificaciones que por la índole de los mismos pudiesen requerirse y todo otro elemento que permita comprobar desempeño profesional, idoneidad profesional o académica.

A dicho fin los interesados deberán presentar al Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la  la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la correspondiente solicitud de matriculación dentro de los 365 días corridos a contar del vigésimo día en que sea publicada en el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la resolución de la Asamblea General reglamentando y habilitando el registro de la matricula de idóneos.

El Reglamento  autorizará al Consejo Directivo a exigir una eventual prueba de idoneidad,

El Consejo Directivo  analizará cada caso y dictaminará mediante resolución fundada, si corresponde o no otorgar la matrícula.

El interesado podrá recurrir la resolución denegatoria del Consejo respecto de la matrícula por ante la Cámara de Apelaciones en lo contencioso administrativos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires  el que deberá ser deducido y fundado dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la correspondiente notificación. El recurso se concederá al solo efecto devolutivo. La cámara dará traslado por cinco días hábiles al Consejo Profesional. Vencido este plazo, el Tribunal resolverá la apertura a prueba por veinte (20) días, si hubiera sido solicitada y lo considerara procedente. En caso contrario, llamará autos para resolver.

Vencido el plazo de 365 días establecido en el inciso 2 del presente articulo, el Consejo Directivo  aceptara nuevas solicitudes de matriculación solo  y exclusivamente  de graduados en algunos de los títulos universitarios en ciencias informáticas, que se establece en el artículo 2, incisos 1 y 2.

ARTICULO 13.- Prohibición de Matriculación.

No podrá otorgarse matrícula a las siguientes personas:

a) Las condenadas criminalmente con pena privativa de la libertad por delitos dolosos o sancionadas con pena accesoria de inhabilitación profesional, por el término de duración de esta  pena.

b) Las judicialmente declaradas incapaces o inhabilitadas por las causales del artículo 152  bis del Código Civil.

c) Las excluidas de la profesión  o suspendidas en su ejercicio en virtud de sanción disciplinaria aplicada por el Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, otro Colegio o Consejo Profesional del país o autoridad competente de contralor que tuvieren por ley potestad y competencia para ello, por el término de duración de la sanción.-

ARTICULO 14.- Cancelación y suspensión de la matricula.

La matrícula otorgada por el Consejo Profesional podrá cancelarse:

1) Por resolución del Consejo Directivo:

        a) a pedido del propio profesional, debiendo estar al día en el cumplimiento de sus obligaciones con el  Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

        b) en los casos de fallecimiento, incapacidad o falta de pago del derecho al ejercicio profesional u obligaciones inherentes a la condición de matriculado.

2)   Por resolución del Tribunal de Disciplina, en los supuestos de aplicación de sanciones

La matrícula otorgada por el Consejo Profesional podrá suspenderse a pedido del matriculado. El pedido de suspensión deberá fundarse en razones de incompatibilidad legal de trabajo y otras razones de evidente fundamento, extremos que deberán acreditarse en la forma y mediante los comprobantes que establezca el reglamento que sancione la Asamblea 

ARTICULO 15.- Desempeño profesional. Concepto.

Se considerará uso del título profesional toda manifestación que permita referir o atribuir a una o más personas algunos de los títulos habilitantes o el ejercicio de alguna de las profesiones comprendidas por la presente ley, cualquiera sea la forma de divulgación  o difusión que se utilice y el medio de comunicación empleado

ARTICULO 16.- Reglas para su uso.

El uso del título profesional, sin perjuicio de las disposiciones del Código de Ética y demás sobre la materia, estará sometido a las siguientes reglas:

a)  La matriculación en el Consejo implicará el ejercicio del poder disciplinario sobre el inscripto y el acatamiento de éste al cumplimiento de los deberes y obligaciones fijados por esta ley.

b) Sólo será permitido a las personas físicas que estén habilitadas y autorizadas para el ejercicio profesional de conformidad a lo dispuesto en la presente ley.

c) En todos los casos deberá expresarse con precisión el título profesional habilitante que se use, sin omisiones ni abreviaturas, e indicando el número de matrícula que posee.

d)  La documentación emergente del ejercicio de la actividad profesional deberá llevar la firma y número de la matrícula de los profesionales que hayan participado en la misma.

CAPITULO III: PERITAJES, TASACIONES, AUDITORIAS Y CERTIFICiONES

ARTICULO 17.- Peritajes y Tasaciones.

En los casos que deban efectuarse en procesos judiciales,  procedimientos administrativos o trámites privados peritajes o tasaciones sobre materias atinentes a las profesiones reglamentadas por esta Ley, las mismas serán realizadas por profesionales matriculados en el Consejo Profesional  en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya sea que el nombramiento del perito o tasador corresponda a las partes, a los interesados, a los magistrados o funcionarios a cargo del procedimiento.-

ARTICULO 18.- Auditorias y certificaciones


CAPITULO IV: USO Y EJERCICIO ILEGITIMO DE TITULO

ARTICULO 19.- Uso ilegítimo de la profesión

Se considerará uso ilegítimo del título profesional toda manifestación que permita atribuir a personas no habilitadas legalmente, alguno de los títulos comprendidos por la norma del artículo 2 o el ejercicio de alguna de esas profesiones reglamentadas por esta ley.-

Incurrirá en ejercicio ilegítimo de las profesiones reglamentadas por la presente ley:

a) El que públicamente se arrogare, atribuyere u ostentare título profesional sin poseer el correspondiente título habilitante.

b) El que anunciare, ofreciere o acordare trabajos o servicios propios de las profesiones o inherentes a las mismas sin poseer la correspondiente matrícula habilitante.

c) El que ejerciere alguna de las profesiones de referencia realizando o ejecutando trabajos o servicios propios de ellas o inherentes a las mismas, sin poseer matrícula habilitante.

d) El que ejerciere alguna de dichas profesiones poseyendo título habilitante, o estando comprendido en el artículo 2 Inciso 3), realizando o ejecutando trabajos o servicios propios de ellas o inherentes a las mismas, si tuviera suspendida o cancelada la matrícula.

ARTICULO 20.- Uso indebido de la profesión

Incurrirá en ejercicio indebido de la profesión

a) El que estando matriculado para el ejercicio profesional, prestare su firma a otro que no posea ese título o que poseyéndolo tuviera suspendida o cancelada la matrícula o no estuviese matriculado, para que ejerza alguna de las profesiones regladas realizando trabajos o servicios propios de ellas o inherentes a las mismas.

b) El que, teniendo título habilitante para el ejercicio de cualquiera de las profesiones, la ejerciere o anunciare, ofreciere o acordare trabajos o servicios propios de ellas o inherentes a las mismas, sin encontrarse inscripto en la matrícula a cargo del Consejo.

c) El que, teniendo título habilitante y estando matriculado para el ejercicio de una determinada profesión se extralimitare en las funciones o incumbencias de su título, violando las disposiciones consagradas al respecto por la presente Ley.

ARTICULO 21.- Penalidades

El ejercicio de las profesiones comprendidas en el artículo 1 y 2, por personas no matriculadas, será penado con multa que oscilará entre diez (10) y quinientas (500) veces el valor del derecho de inscripción a la matrícula.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, determinará la autoridad de aplicación, el procedimiento y el régimen de los recursos.


TITULO II


CAPITULO I: CREACION DEL CONSEJO PROFESIONAL EN CIENCIAS INFORMATICAS DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES

ARTICULO 22.- Creación

Créase el CONSEJO PROFESIONAL EN CIENCIAS INFORMATICAS DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES, el que funcionará con el carácter de persona jurídica de derecho público no estatal, con capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones de acuerdo a las leyes y para ejercer las funciones y potestades inherentes al cumplimiento de los objetivos aquí asignados de acuerdo a esta ley y sus normas reglamentarias internas que en adelante se dictaren.

Sin perjuicio de las remisiones especiales, en lo que se refiere al ejercicio del cometido administrativo que esta ley le habilita, el Consejo Profesional se regirá supletoriamente con el Código Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,

ARTICULO 23.- Domicilio. Jurisdicción. Ámbito de aplicación territorial.

El Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tendrá su domicilio legal en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con competencia para aplicar y hacer aplicar la presente Ley en toda la jurisdicción de la ciudad.- 

ARTICULO 24.- Ámbito personal de aplicación. Colegiados.

El Consejo estará integrado por: todos las personas comprendidas en las condiciones del artículo 2, que se matriculen ante el Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, creado por la presente ley.-


CAPITULO II: DERECHOS Y DEBERES DE LOS COLEGIADOS

ARTICULO 25.- Colegiación

Todos los profesionales comprendidos en esta ley, por el sólo hecho de su inscripción en la matrícula, quedarán automáticamente incorporados como miembros del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

ARTICULO 26.-Derechos.

Los profesionales matriculados tendrán los siguientes derechos:

a)      Ejercer la profesión en cualquiera de sus formas dentro del ámbito de la jurisdicción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de acuerdo con las leyes y reglamentaciones vigentes;

b)      Ser retribuido justa y adecuadamente con razón del ejercicio profesional según las leyes y reglamentaciones vigentes;

c)      Gozar de todos los derechos y beneficios de carácter social y profesional que otorgue o reconozca el Consejo de acuerdo a sus reglamentaciones;

d)     Peticionar a las autoridades del Consejo y por intermedio de éstas a las Autoridades Públicas respecto de las cuestiones de interés profesional;

e)      Formular consultas de carácter profesional científico o ético a los órganos correspondientes del Consejo;

f)       Participar con voz y voto en las reuniones de las Asambleas Generales.

g)      Solicitar convocatoria a reuniones de la Asamblea General de conformidad con las disposiciones vigentes para tratar temas de interés profesional o que hagan a los fines del Consejo;

h)      Elegir autoridades del Consejo y ser elegidos miembros del Consejo Directivo, el Tribunal de Ética y Disciplina, el Órgano de Fiscalización y de las Comisiones  que se establecieren cuando reunieren los requisitos y condiciones legales y reglamentarias,

i)        Ser defendido a su pedido y previa consideración por el Consejo Directivo, en todos aquellos casos en que sus intereses profesionales fueran lesionados.

j)        Solicitar a las autoridades del Consejo la adopción de decisiones respecto de actos que obstaculicen el ejercicio de la profesión;

k)      Proponer al Consejo Directivo y demás órganos del Consejo ideas, iniciativas y proyectos que estimare acordes con sus fines o de interés profesional;

l)        Denunciar las transgresiones a la presente Ley, al Código de Ética y reglamentaciones  vigentes;

m)    Recurrir las resoluciones del Tribunal de Disciplina por ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires;

ñ) Ejercer todos los demás derechos no enunciados compatibles con el estado y ejercicio profesional y los fines asignados a la Institución.

El ejercicio de los derechos enunciados en el presente Artículo, salvo en el Inciso m), estará sujeto a que no pese sobre el matriculado sanción disciplinaria de suspensión o cancelación de la matrícula y a que se encuentre al día con el pago de los derechos de matricula y otros aranceles, obligaciones y aportes establecidos por el Consejo profesional en Ciencias Informáticas.-

ARTICULO 27.- Deberes. Los profesionales matriculados tendrán los siguientes deberes:

a)      Ingresar al Consejo con puntualidad el pago de los derechos, aportes, contribuciones y aranceles que se fijaren de acuerdo con las disposiciones de la presente Ley y las reglamentaciones que en su consecuencia se dicten;

b)      Dar aviso al Consejo de todos los cambios de domicilio real o profesional dentro del plazo de treinta (30) días de producido el evento, como así también de cualquier cese o reanudación de su actividad profesional dentro de igual término;

c)      Concurrir a las Asambleas Generales y a las reuniones a las que fuere convocado o citado. Emitir su voto en las elecciones que se celebren en las elecciones de la entidad;

d)     Denunciar ante el Consejo Directivo los casos de su conocimiento que configuraren ejercicio ilegal de las profesiones reglamentadas por esta Ley;

e)      Contribuir al prestigio y progreso del Consejo Profesional  y de la profesión, colaborando con el desarrollo de su cometido;

f)       Observar fielmente la Constitución Nacional y la legislación que en su consecuencia se dicte.

g)      Observar con fidelidad el secreto profesional, salvo autorización fehaciente del interesado.

h)      Cumplir estrictamente con las normas sobre ejercicio profesional vigente, la presente ley, el Código de Ética, procedimientos que se establecieren, y disposiciones y reglamentaciones que se dictaren.-

CAPITULO III: FINALIDADES Y ATRIBUCIONES. PATRIMONIO Y RECURSOS ECONOMICOS

ARTICULO 28.- Finalidades.

El Consejo  Profesional en Ciencias Informáticas  de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene como finalidades primordiales, sin perjuicio de las demás que estatutariamente se le asignen, las siguientes:

a)      Dar cumplimiento a lo dispuesto en la presente ley, su reglamentación  y otras disposiciones que tengan relación con la profesión

b)      Reglamentar la presente ley y los reglamentos internos de funcionamiento del Consejo Profesional  y sus órganos.

c)      Dictar el Código de Ética que deben observar los matriculados y las sanciones por su inobservancia.

d)     Ejercer el contralor del ejercicio de la profesión.

e)      Ejercer el gobierno de la matrícula profesional. Deberá hacer publica la base de datos los integrantes de la matrícula profesional por los medios mas idóneos que aseguren rápida, fiel y segura actualización y depuración de datos y facilidad de consulta.

f)       Ejercer el control disciplinario sobre los matriculados,

g)      Combatir el ejercicio ilegal de la profesión, promoviendo las acciones que fuera menester. 

ARTICULO 29.- Funciones y Atribuciones.

Para el cumplimiento de sus fines, tiene las siguientes facultades:

a)      Elegir sus propias autoridades y dictar sus reglamentos internos.

b)      Representar a los matriculados ante los Poderes Públicos y velar por el cumplimiento de sus derechos.

c)      Proponer las normas arancelarias que regulen los honorarios profesionales.

d)     Colaborar con los poderes públicos, cuando lo estimen éstos, para informes, proyectos y otros trabajos que se encomienden, relacionados con las Ciencias Informáticas.

e)      Proponer a los poderes públicos las medidas que juzguen  adecuadas para el ejercicio de la profesión, para el mejoramiento de los conocimientos profesionales y para velar por el cumplimiento de las leyes del ejercicio profesional.

f)       Promover y asistir a los profesionales en sus conocimientos culturales y específicos, mediante la  creación de bibliotecas especializadas, publicaciones, realización de conferencias, cursos, posgrados, congresos, jornadas y otros o participar de ellos enviando representantes.

g)      Establecer los importes de los derechos de matriculación, cuotas, contribuciones extraordinarias y toda otra que se fije para su sostenimiento y el logro de sus objetivos.

h)      Adquirir, administrar, disponer y gravar bienes que sólo podrán destinarse al cumplimiento de los fines del Consejo Profesional como Institución.

i)        Aceptar donaciones, legados y subsidios que a título gratuito se le pudiere otorgar.

j)        Crear sedes y delegaciones del Consejo Profesional.

k)      Certificar las firmas, legalizar dictámenes expedidos y toda la documentación presentada a tal efecto por matriculados.

l)        Fomentar toda actividad que promueva la solidaridad y la asistencia recíproca entre sus matriculados y  propiciar la creación de instituciones de cooperación, seguridad social, ayuda mutua y recreación.

m)    Auspiciar los eventos que considere necesarios para el mejoramiento y difusión de las Ciencias Informáticas en todos los ámbitos de la actividad humana.

n)     Ejercer todos los demás actos que no le sean prohibidos para la consecuencia de sus fines.-

 ARTÍCULO 30.-  Patrimonio del Consejo.

El Patrimonio del Consejo Profesional estará formado por el conjunto de sus derechos y bienes de cualquier naturaleza que ingresen al mismo, incluyendo los derechos a los bienes muebles, bienes inmuebles o bienes intangibles y el producto de sus recursos económicos entre los que se incluyen:

a)      Los derechos de inscripción de la matrícula y las contribuciones, cuotas periódicas o extraordinarias de sus matriculados.

b)      Aranceles que establezca por prestación de servicios de cualquier naturaleza,  certificaciones o actos similares.

c)      Los montos de las multas que aplique el Consejo Profesional.

d)     Los montos ingresados por cursos, seminarios de capacitación, congresos y cualquier otra actividad académica.

e)      Las montos ingresados por venta de publicaciones, materiales, instrumental y equipos de interés para los matriculados.

f)       Las donaciones, legados y subsidios que le hicieren.

g)      Sus bienes y las rentas que los mismos produzcan.

h)     Otros recursos que le otorguen las leyes o que disponga la Asamblea General o el Consejo Directivo dentro de sus atribuciones.-

ARTICULO 31.- Percepción de cuotas

Las cuotas a que se refiere el inciso a, del artículo 27, serán exigibles a partir de los sesenta (60) días de su fijación por la Asamblea para los matriculados en actividad. Los nuevos matriculados deberán pagar la cuota anual en el momento de su inscripción.

ARTICULO 32.- Matriculados morosos

Luego de transcurridos noventa (90) días, el asociado moroso deberá pagar adicionales punitorios progresivos de la cuota establecida, que determinará el Consejo Directivo y su cobro compulsivo se realizará aplicando las disposiciones del procedimiento de ejecución fiscal establecido en el Código de Procedimiento Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Será título ejecutivo la planilla de liquidación suscrita por el presidente y el tesorero del Consejo Directivo o sus reemplazantes.

La falta de pago de dos cuotas anuales dará lugar a que el Consejo Directivo lo suspenda en la matrícula hasta que el matriculado regularice su situación.

CAPITULO IV: ORGANOS DIRECTIVOS Y AUTORIDADES DEL CONSEJO

ARTICULO 33.- Órganos

El gobierno y administración del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se llevará a cabo mediante el funcionamiento dentro de sus respectivas atribuciones y funciones, de los siguientes órganos:

1.- La Asamblea General de Matriculados

2.- El Consejo Directivo

3.- El Tribunal de Disciplina.

4.- El Órgano de Fiscalización.-


CAPITULO V: LA ASAMBLEA GENERAL

ARTICULO 34.- Concepto e Integración.

La Asamblea General estará constituida por todos los matriculados del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que no se encuentren suspendidos en la matricula y con derecho a voto.-

ARTICULO 35.- Atribuciones.

La Asamblea  General tendrá los siguientes deberes y atribuciones:

a)       Sancionar su reglamento interno y por iniciativa del Consejo Directivo los demás reglamentos necesarios para la aplicación de esta ley pudiendo efectuar a los proyectos las modificaciones que sean propiciadas por sus miembros.

b)      Sancionar por iniciativa del Tribunal de Disciplina el Código de Ética y el reglamento del tribunal pudiendo efectuar a los proyectos las modificaciones que sean propiciadas por sus miembros.

c)      Remover a los miembros del Consejo Directivo, Tribunal de Disciplina  y Comisión Fiscalizadora por grave inconducta o inhabilidad para el desempeño de su función directiva con el voto mínimo de las dos terceras partes de los asambleístas.

d)     Resolver sobre la disposición, afectación o entrega de bienes inmuebles y del patrimonio del Consejo.

e)      Resolver la pertinencia del otorgamiento de gastos de representación y  su monto a los integrantes del Consejo   Directivo, Tribunal de Ética Profesional y Comisión Fiscalizadora.

f)       Resolver sobre la inscripción o incorporación del Consejo Profesional a otras instituciones u organismos, como así también su separación o desistimiento.

g)      Aprobar o rechazar la Memoria y los Estados Contables de cada ejercicio, que le sean sometidos por el Consejo Directivo

h)      Estudiar y sancionar el presupuesto anual u otro tipo de inversión propuesto por el Consejo Directivo.

i)        Establecer las contribuciones y sus montos, fijando las cuotas de inscripción y las cuotas periódicas para el ejercicio profesional.

j)        Fijar cualquier otra contribución extraordinaria y el destino de la misma.

k)     Cualquier otro asunto pertinente que el Consejo Directivo incluya en el Orden del Día.-

ARTICULO 36.- Clases de Asambleas. Convocatorias.

 Las Asambleas Generales serán Ordinarias y Extraordinarias.

Las Asambleas Ordinarias se realizarán una vez por año dentro de los ciento veinte (120) días de cerrado el ejercicio para considerar la Memoria y los estados contables del ejercicio económico  presentados por el Consejo Directivo,  el  Presupuesto de Gastos para el siguiente ejercicio social y determinación de los aranceles de inscripción, periódicos o extraordinarias a abonar por los matriculados.

Las Asambleas Generales Extraordinarias se realizarán cuando el Consejo Directivo lo estime conveniente, o a petición del veinte por ciento (20%) de los matriculados del Consejo Profesional con derecho a voto.

Las Asambleas Generales, tanto Ordinarias como Extraordinarias, serán convocadas por el Consejo Directivo con por lo menos treinta (30) días de anticipación mediante una publicación en el Boletín Oficial de la CABA y la fijación de la convocatoria en la cartelera de la Sede del Consejo  con indicación del lugar, fecha y hora de realización y trascripción del Orden del Día. Sin perjuicio de ello se podrá disponer su difusión por otros medios.-

Con igual anticipación se pondrá a disposición de los matriculados en la sede del Consejo el padrón provisorio de los matriculados que se encuentran en condiciones de participar en la asamblea. Los morosos podrán ponerse al día en sus pagos e integrar el padrón definitivo hasta cinco días hábiles  antes la fecha de la asamblea.

ARTICULO 37.- Quórum.

Para que la Asamblea se constituya válidamente, se requerirá la presencia de por lo menos un terciodel número de matriculados en condiciones de integrarla, pero transcurrida media hora desde la fijada en la convocatoria, se reunirá válidamente con el número de matriculados presentes.- 

ARTICULO 38.- Decisiones.

La Asamblea adoptará sus decisiones por simple mayoría salvo en los supuestos que por esta ley o una disposición especial se requiera mayoría de dos tercios de los matriculados presentes. Será presidida por el Presidente del Consejo Directivo, su reemplazante legal o, en defecto de éstos, por quien designe la Asamblea. El  Presidente de la asamblea, tendrá un voto adicional, en caso de empate.

CAPITULO VI: EL CONSEJO DIRECTIVO

ARTICULO 39.-. Composición

El Consejo Directivo estará compuesto por un presidente, un vicepresidente 1ro, un vicepresidente 2do, un secretario general, un prosecretario general, un tesorero, un protesorero, y ocho (9) vocales titulares y quince (16) vocales suplentes.

El Presidente del Consejo Profesional o quien legalmente lo sustituya ejercerá la representación legal de la Institución y tendrá las facultades que le acuerden esta Ley

ARTICULO 40.- Además de las condiciones personales que deben cumplir todos los matriculados con derecho a integrar los órganos del Consejo Directivo para ser miembro de Consejo Directivo se requerirá;  

a) Contar con una antigüedad no menor a cinco (5) años cumplidos desde su  inscripción a la matricula a la fecha de la oficialización de la lista de candidatos por la Junta Electoral.

b) No pueden ser miembros y si se encontraren en ejercicio, serán separados:

a)  Los condenados por delitos dolosos.

b) Los inhabilitados por alguna institución pública.

ARTICULO 41.- Adjudicación de cargos:

Los miembros del Consejo Directivo serán elegidos por voto directo, secreto y obligatorio de los matriculados por el sistema de lista.

La lista que obtenga la mayor cantidad de votos se adjudicará la presidencia y once (11) cargos titulares más, así como once (12) suplentes como mínimo. Los restantes cargos se distribuirán en forma proporcional entre las listas que hayan obtenido como mínimo el veinte por ciento (20  %) de los votos válidos emitidos. 

Serán elegidos por votación directa y secreta  de los profesionales matriculados, conforme a lo establecido en el Capitulo Elecciones de la presente ley y por un mandato de tres (3) años. Podrán ser reelectos en forma consecutiva solo por un período. De presentarse y ser oficializada una sola lista no se efectuara acto electoral y el día de las elecciones la Junta Electoral procederá a proclamarla ganadora.

Los vocales suplentes podrán participar con voz en la sesiones del Consejo Directivo y participaran con voto  cuando se produzcan ausencias  o vacancias de titulares y en el orden que resulten de la lista respectiva en las elecciones.

El Consejo Directivo podrá acordar a sus miembros permisos, licencias u otra interrupción temporal de sus funciones bajo presentación de una justificación adecuada y por el término que este crea conveniente. Otorgado el permiso, el Consejo incorporará provisoriamente al suplente que corresponda.

En su primera reunión el Consejo Directivo procederá a designar a los consejeros que ocuparan por todo su mandato los cargos señalados en el artículo 39.

ARTICULO 42. Reuniones:

Sesionará por lo menos una vez por mes, con un quórum de la mitad más uno  de  sus miembros titulares y suplentes incorporados de acuerdo a lo establecido por el articulo 44. 

Las sesiones serán públicas salvo que el Consejo Directivo por razones debidamente fundadas resuelva que una reunión o una parte de ellas se efectúe en forma reservada.

La asistencia de los miembros a las sesiones del Consejo Directivo es obligatoria; el que faltare por causa no justificada a tres (3) sesiones consecutivas o cuatro (4) discontinuas en el año calendario, incurrirá en abandono del cargo y podrá ser reemplazado en la forma que establece la presente Ley.

 ARTICULO 43.-Acefalía

De producirse acefalía total del Consejo Directivo, el Tribunal  de Disciplina citará a los matriculados a una Asamblea Extraordinaria en la que se elegirá el Presidente y el Secretario de dicha Asamblea y a continuación deberán los participantes elegir, por simple mayoría de votos a diez (10) miembros titulares y sus cargos respectivos. Dichos miembros constituirán un Consejo Provisorio y convocarán a elecciones dentro de los cuarenta y cinco (45) días.

ARTICULO 44.- Funciones

La administración del Consejo Profesional a cargo del Consejo Directivo, implica un mandato general para sus tareas ordinarias, con plena capacidad jurídica, dentro del marco de las leyes vigentes, que no exijan poderes especiales, con la excepción de  las funciones asignadas a las Asambleas, Tribunal de Disciplina y Comisión Fiscalizadora. Ejecutará todas las acciones necesarias para que los órganos precedentes puedan cumplir sus respectivas funciones.

En particular son atribuciones del Consejo Directivo:

a)      Cumplir y hacer cumplir la presente Ley, sus normas reglamentarias, las resoluciones de la Asamblea General y las del propio Consejo Directivo

b)      Ejercer todos los derechos, atribuciones y potestades otorgadas al Consejo Profesional por  la presente ley que no estuvieran expresamente atribuidos o reservados a otros órganos de la entidad.

c)      Otorgar la matrícula a los profesionales que se inscriban y llevar su registro oficial. Igualmente, denegar, suspender y cancelar la inscripción en la matrícula mediante resolución fundada en los casos legalmente autorizados.

d)     Convocar a Asambleas Generales Ordinarias y Extraordinarias, fijando el Orden del Día.

e)      Representar al Consejo Profesional  por intermedio del Presidente o del Vicepresidente en ausencia de aquél como representantes legales, o por intermedio de los apoderados que éstos designen.

f)       Promover, organizar y participar en actividades afines a la profesión.

g)      Dictaminar sobre cualquier cuestión no contemplada en la presente Ley.

h)      Administrar los bienes del Consejo Profesional.

i)        Presentar anualmente a consideración de la Asamblea General Ordinaria la Memoria y el Balance del ejercicio económico correspondiente. El ejercicio económico cierra el 31 de diciembre de cada año.

j)        Presentar anualmente a consideración de la Asamblea General Ordinaria el proyecto de Presupuesto de Gastos y Recursos

k)      Designar representantes del Consejo ante Instituciones públicas o privadas.

l)        Designar comisiones de trabajo internas de carácter permanentes o transitorias y designar sus integrantes.

m)    Cumplir y hacer cumplir las resoluciones de las Asambleas.

n)      Remitir al Tribunal de Disciplina, los antecedentes de transgresiones que se consideren con relevancia, a los efectos de su correspondiente intervención.

  • o)      Certificar toda documentación o informe que le fueren pertinentes o que solicitaren las autoridades competentes.

p)      Decidir toda cuestión o asunto que haga al normal funcionamiento del Consejo Profesional y que no esté atribuido a otras autoridades de éste.

q)      Decidir todo lo relacionado con el nombramiento, ascenso y/o remoción del personal empleado, así como también lo referente a sus licencias, justificaciones y/o sanciones a aplicar.

r)      Elaborar proyectos de reglamentos a ser presentados a la Asamblea para su aprobación y adoptar las medidas necesarias para el mejor cumplimiento de la presente ley.


CAPITULO VII: DEL TRIBUNAL DE DISCIPLINA

ARTICULO 45.- Poder disciplinario.

El Consejo Profesional  en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a los efectos de asegurar el cumplimiento por los profesionales de la presente Ley, el correcto ejercicio profesional y la observancia de las normas éticas, tendrá y ejercerá el poder disciplinario sobre la totalidad de ellos en el territorio de la Ciudad.

Ello se llevará a cabo con independencia de la responsabilidad civil, penal, administrativa o de otra índole, en que pudieren incurrir, como así también de las sanciones que pudieren imponerles los magistrados judiciales en ejercicio de su función jurisdiccional.

Salvo los casos de fallecimiento o incapacidad de los matriculados, en los demás supuestos en que se disponga la suspensión o cancelación de la matrícula, la medida no producirá la cesación del poder disciplinario sobre los profesionales por los actos realizados en el ejercicio de la profesión o en razón de ésta.- 

ARTICULO 46.- Tribunal de Disciplina. Competencia.

El Tribunal de Disciplina será el órgano competente para disponer las sanciones disciplinarias que correspondiere en cada caso, al igual que las costas y gastos de las actuaciones respectivas.

Se regirá conformidad con las disposiciones de  la presente Ley y el Código de Ética, el Reglamento del Tribunal de Disciplina  y demás normativa pertinente.- 

ARTICULO 47.- Composición. Condiciones. Funcionamiento.

El Tribunal de Disciplina estará compuesto por seis (6) miembros titulares y seis miembros suplentes: elegidos por la Asamblea General, quienes durarán tres (3) años en sus funciones.

Las funciones del Tribunal serán incompatibles con toda otra función del  Consejo Profesional, salvo trabajos en Comisiones.

En  su  primera reunión,   de   su   seno,   se   elegirán   los cargos   de   Presidente,  Vicepresidente,  Secretario y Vocales.

Tendrá su sede en la Ciudad de Buenos Aires.

La representación legal del Tribunal de Disciplina será ejercida por el Presidente del mismo, siendo sustituido por el Vicepresidente del Tribunal en caso de renuncia, licencia, ausencia o impedimento legal.-

 El Presupuesto del Tribunal de Disciplina será proyectado por el mismo anualmente, y será incorporado al proyecto de  Presupuesto Anual del Consejo Directivo para ser considerado por la Asamblea General.

ARTICULO 48.- Elección de miembros del Tribunal de Disciplina

Las elecciones de miembros del Tribunal de Disciplina se efectuarán conjuntamente con las elecciones del Consejo Directivo, por lista separada, siguiendo el mismo procedimiento y con las siguientes excepciones: 

a)      En las listas para la elección del Tribunal de Disciplina, los candidatos deberán cumplir  las mismas condiciones que para ser miembro del Consejo Directivo, pero no podrán ser menores de treinta y cinco (35) años de edad.  No podrán  poseer antecedentes de sanción disciplinaria del Tribunal de Disciplina con excepción de apercibimiento en los últimos cinco (5) años.

b)      El resultado del acto eleccionario de estas autoridades será independiente del resultado de la elección del Consejo Directivo y en caso de pluralidad de listas sus miembros se integrarán proporcionalmente de acuerdo al sistema D’Hont.

c)      Sus integrantes solo podrán ser reelectos una vez en forma consecutiva.

ARTICULO 49.- Quórum. Resoluciones.

El Tribunal de Disciplina, formará quórum con la simple mayoría de sus miembros.

El Reglamento del Tribunal podrá establecer que funcione dividido en dos Salas permanentes de tres miembros, formando cada una de ellas quorum propio para la resolución de las causas que se le asigne.

ARTICULO 50.- Naturaleza del cargo.

Los cargos del Tribunal y de Disciplina tienen el carácter de carga pública y por lo tanto son irrenunciables, salvo por causas justificadas de excusación. 

ARTICULO 51.- Iniciación. Evaluación previa.

Los trámites disciplinarios se iniciarán por cualquier miembro del Consejo Directivo, por denuncia de otro matriculado, por cualquier persona que se sienta lesionado en sus derechos o por autoridades públicas.-

El tramite se interpondrá por ante el Consejo Directivo quien lo remitirá al Tribunal de Disciplina para que intervenga en la forma correspondiente.-

Toda denuncia deberá ser tratada de inmediato en la primera sesión del Tribunal, en la que se examinará previamente si "prima facie" reúne los requisitos y si el hecho constituye una infracción disciplinaria, en ese caso declarará abierta la causa, en caso contrario ordenará el archivo de las actuaciones.

Los procedimientos ante el Tribunal de Disciplina serán públicos salvo que el Tribunal en forma fundada y a pedido de parte, resuelva que sea en forma reservada.

El acusado tendrá derecho a hacerse asistir o representar por un abogado, sin perjuicio de la obligación del patrocinio letrado obligatorio en caso de apelación ante la Cámara de Apelaciones en  lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad,

ARTICULO 52.-Excusaciones y recusaciones.

Los miembros del Tribunal de Disciplina podrán excusarse o ser recusados bajo las mismas reglas y principios establecidos para los jueces por el Código en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad, en lo que fueren aplicables y de acuerdo con las disposiciones que establezca al respecto el Reglamento del Tribunal.-

ARTICULO 53.-Causales de sanción.

El Tribunal de Disciplina sancionará a los profesionales en los casos en que se encontraren incursos en algunos de los supuestos siguientes:

a) Faciliten a otro el uso del título o firma profesional o ejecutaren actos que impliquen ejercicio ilegal de la profesión, según lo dispuesto en el artículo 19 y 20.

b) Infrinjan las normas sobre incompatibilidades establecidas en el artículo 19 y 20.

c) No den cumplimiento o violen las disposiciones de la presente Ley, demás normas legales o reglamentarias relativas al ejercicio profesional y del Código de Ética.

d) Actuaren con negligencias reiteradas y frecuentes en el cumplimiento de las obligaciones profesionales.

e) Fueren condenados criminalmente con pena privativa de la libertad por delitos dolosos de acción pública o sancionados con pena accesoria de inhabilitación profesional.

Las acciones disciplinarias prescribirán a los tres (3) años contados a partir de la última fecha en que se produjeran o reiteraran los hechos que originaron la denuncia.

ARTICULO 54.- Penalidades.

En ejercicio de su potestad, el Tribunal podrá aplicar a los matriculados que se encontraren incursos en alguna de las causales enunciadas según sus antecedentes y gravedad del caso, alguna de las siguientes sanciones disciplinarias:

a)      Apercibimiento privado, o público.

b)      Multa  equivalente desde 1 a 100 veces el valor del derecho a inscripción en la matricula.

c)      Suspensión en la matricula por un plazo de un mes a un año

d)     Cancelación de la matrícula. 

Para la adopción de las sanciones regirán las siguientes reglas:

a)      Las multas que se impongan deberán ser abonadas en el término de diez (10) días hábiles a contar desde su notificación. En su defecto el Consejo demandará judicialmente su pago ante el Fuero Contencioso Administrativo y Tributario por vía ejecutiva sirviendo de suficiente título de ejecución el testimonio debidamente autenticado de la resolución sancionatoria.

b)      La suspensión en la matricula implicará para el matriculado la prohibición del ejercicio de la profesión en el lapso de duración de la misma, sin el goce durante ese tiempo de los derechos y beneficios que la presente ley reconoce y otorga, pero con la obligación de cumplir con los deberes y cargas que ella establece.

c)      La cancelación de la matrícula implicará la separación del matriculado del Registro de Matriculados y la inhabilitación para ejercer la profesión en el ámbito de la Ciudad.

d)     La cancelación de la matrícula no podrá exceder de cinco (5) años.

e)      Transcurrido el plazo de cancelación, el interesado podrá rematricularse de acuerdo con las disposiciones vigentes.

f)       Las sanciones que se fundaren en la causal contemplada en el Artículo 53, Inciso e),

se aplicarán por el término de duración de la pena judicial que la origina.

g)     Las sanciones de suspensión en la matricula y cancelación en la matricula deberán publicarse en el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por 3 días hábiles consecutivos.

h)     Las sanciones de suspensión en la matricula y cancelación en la matricula son recurribles ante  el Fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad.

i)      Las sanciones susceptibles de apelación no se aplicarán ni publicarán hasta que la resolución definitiva no este firme.



CAPITULO IX: ÓRGANO DE FISCALIZACION

ARTICULO 55.- Órgano de Fiscalización. Competencia.

El Órgano de Fiscalización ejercerá  el control y auditoría de la administración social.

Estará compuesto por tres (3) miembros titulares y tres (3) suplentes elegidos, con mandato de tres (3) años de duración, pudiendo ser reelectos. Para ser miembros del Órgano de Fiscalización se requieren las mismas condiciones que las establecidas para ser miembro del Consejo Directivo. Podrá constituirse y resolver válidamente con dos (2) de sus miembros. Los miembros del Consejo Directivo no podrán integrar el Órgano de Fiscalización.-

Las elecciones de miembros del Órgano de Fiscalización se efectuarán conjuntamente con las elecciones del Consejo Directivo, siguiendo el mismo procedimiento y con la siguiente excepción:

a)                  En caso de pluralidad de listas, la lista que obtenga la mayor cantidad de votos se adjudicará dos  (2) cargos titulares  y dos  (2) suplentes.

b)                 Los cargos titular y suplente restantes se adjudicarán a la lista que haya resultado en segundo lugar en el acto electoral en el caso que haya obtenido como mínimo el veinte por ciento (20  %) de los votos válidos emitidos. En caso de empate del segundo lugar la Junta Electoral efectuará un sorteo.

ARTICULO 56.- Atribuciones y deberes.

El Órgano de Fiscalización tendrá las siguientes atribuciones y deberes:

a)      Fiscalizar la administración del Consejo Profesional, pudiendo examinar los libros y documentos  contables o de cualquier otra índole que juzgue conveniente.

b)      Verificar periódicamente las disponibilidades, títulos, valores y las obligaciones del Consejo Profesional y su cumplimiento.

c)      Controlar y verificar las Memorias, Balances e Inventario de los ejercicios y presentar a la Asamblea General el informe correspondiente.

d)     Concurrir a reuniones del Consejo Directivo cuando lo consideren conveniente o cuando éste lo solicite.

e)      Presentar a los diferentes órganos del Consejo las iniciativas que estime conducentes a un mejor desempeño de la actividad económica, financiera o contable de la entidad.

f)       Vigilar que los órganos den debido cumplimiento a las leyes en general, la presente Ley, reglamentos y decisiones de la Asamblea General.- 

ARTICULO 57.- Funcionamiento. Decisiones.

El Órgano de Fiscalización funcionará y adoptará sus decisiones rigiéndose en lo aplicable por las reglas que al respecto rigen al Consejo Directivo y por las que establezca el reglamento interno.-

TITULO VII: RÉGIMEN ELECTORAL

ARTICULO 58.- Normas que rigen.

Los actos eleccionarios de los miembros de los órganos del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se llevarán a cabo durante el mes de mayo del año que correspondiera.

El reglamento electoral deberá ser aprobado por la Asamblea, debiendo ajustarse a las previsiones de la presente ley y en todo lo que no se oponga, se aplicarán las disposiciones de la ley electoral vigente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

ARTICULO 59.- Convocatoria Junta Electoral

La convocatoria al acto electoral será efectuada por el Consejo Directivo con una anticipación de por lo menos 180 días a la fecha fijada al día fijado. En ese mismo acto se designará una Junta Electoral integrada por seis miembros titulares y seis miembros suplentes y se establecerá el cronograma electoral.

Esta convocatoria, la designación de la Junta Electoral y el cronograma electoral deberán ser publicadas por tres días en el Boletín Oficial de la CABA e insertadas en la cartelera de la sede del Consejo, con por lo menos 150 días de anticipación al día de las elecciones.

ARTICULO 60.-  Electores

Son electores de los órganos del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,  todos los  matriculados que figuren en el padrón, el que estará integrado por quienes tengan una antigüedad de más de 180 días como matriculados en relación al día del acto electoral, se hallen al día en el pago de la cuota y no estén comprendidos en algún tipo de incompatibilidad o impedimento.

El padrón será expuesto públicamente en la sede del Consejo, desde noventa (90) días corridos de anticipación al día del acto electoral y por treinta (30) días corridos, con el fin de que se formulen las tachas e impugnaciones que correspondieren por las incompatibilidades e impedimentos previstos en la presente ley.

El pago de las obligaciones en mora causantes de la exclusión, con sus adicionales, antes de los treinta (30) días de la fecha de la elección, determinará la rehabilitación electoral del matriculado.

ARTICULO 61.- Oficialización de listas de candidatos

a) Las listas de candidatos deben ser presentadas para ser oficializadas ante la Junta Electoral hasta veinte (20) días antes de la elección. Deberán contar con el apoyo –por escrito– de no menos de  cincuenta (50) matriculados habilitados para ser electores. Los candidatos deberán reunir los requisitos previstos para los cargos que se postulan; Hasta diez días antes de la elección deberán presentarse los modelos de boletas para su aprobación y oficialización

 b) La elección, en caso de existir más de una lista oficializada deberá hacerse mediante voto personal, directo, secreto y obligatorio de todos los profesionales inscriptos.

El día de la elección deberán habilitarse mesas receptoras de votos durante por lo menos ocho horas, en cantidad suficiente para facilitar el voto del mayor numero posible de matriculados. Los  apoderados  de  las listas  oficializadas, podrán designar delegados en cantidad suficiente para  fiscalizar el acto electoral y posterior escrutinio.

Concluido el escrutinio la Junta Electoral procederá a proclamar en forma inmediata la lista ganadora.

ARTICULO 62.- Lista Única.

En el supuesto que se encontrare oficializada una sola lista al momento de la elección, se proclamarán por la Junta Electoral directamente los candidatos de la misma sin procederse a votación.

ARTICULO 63.- Elección directa

En caso de que no existiere lista oficializada, El Consejo Directivo convocara inmediatamente a Asamblea Extraordinaria en el término de treinta (30) días para que resuelva directamente la elección de autoridades del Consejo que corresponda designar, procediéndose para la propuesta de candidatos y elección correspondiente de acuerdo con la mecánica que resuelva la propia  Asamblea.-

TITULO III: DISPOSICIONES TRANSITORIAS

CAPITULO I: NORMAS TRANSITORIAS

ARTÍCULO 64.-

Las autoridades del Consejo Directivo designado y en funciones del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas, quedan constituidos por esta ley en  Consejo Directivo Provisorio del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los únicos fines de efectuar las siguientes tareas:

1)                  Confeccionar en el término de ciento veinte (120) días el padrón con el cual se procederá a convocar a votaciones para la elecciones de los órganos del Consejo Profesional, para lo cual se tendrán en cuenta las siguientes criterios:

a) Se convocará  por noventa (90) días corridos a empadronarse en el  Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires exclusivamente a aquellas personas que cumplan las condiciones del artículo 2 incisos 1 y 2 de la presente ley.
La matriculación de las personas comprendidas en el artículo 2, inciso 3 deberá ser resuelta por el Consejo Directivo resultante del acto electoral a convocar.
La convocatoria a empadronarse se publicará en el Boletín Oficial de la CABA y en un diario de gran circulación en la CABA. (El Consejo Directivo Provisional deberá resolver cada solicitud individual de incorporación al padrón dentro de los treinta (30) días corridos de presentada la misma).
Para esta primera elección no se exigirá el pago de suma alguna en concepto de matricula de inscripción.

b) Se incorporaran al padrón a todos los miembros del Consejo Profesional en Ciencias Informáticas que cumplan las condiciones del articulo 2 incisos a) y b) de la presente ley.
El Consejo Directivo Provisorio deberá estudiar cada legajo personal y si lo considerara pertinente antes de resolver su incorporación al padrón citará al profesional a ratificar datos, agregar documentación o efectuar pedidos de informes a la Universidad respectiva. El Consejo Directivo Electo, podrá reconocerles a todos los matriculados la antigüedad en la matricula correspondiente a la incorporación como asociados a dicha entidad.

c) El padrón será publicado en el Boletín Oficial de la Ciudad y expuesto públicamente en la sede del CPCI, por treinta (30) días corridos, con el fin de que se formulen las tachas e impugnaciones que correspondieren por las incompatibilidades e impedimentos previstos en la presente ley. 
El Consejo Directivo Provisorio deberá expedirse sobre las mismas dentro del plazo de siete (7) días corridos.

Concluido este plazo quedará definido el padrón definitivo para la convocatoria del acto electoral.

Todas las publicaciones en el Boletín Oficial de la Ciudad establecidas en este titulo serán sin costo

2.- Convocar a elecciones de autoridades del Consejo Directivo, Tribunal de Disciplina y Órgano  de Fiscalización dentro de un plazo no menor de sesenta (60) días ni mayor de noventa (90) días desde la fecha que fuera aprobado el padrón definitivo.

3.- Designar los miembros de la Junta Electoral de acuerdo a lo establecido en el artículo 65. 

ARTICULO 65.-

A los efectos de la primera elección de autoridades, se constituirá como autoridad máxima de los comicios una Junta Electoral integrada por un Presidente y por seis miembros titulares y seis miembros suplentes.

Los miembros de la Junta Electoral serán elegidos en primer lugar entre aquellos miembros de Consejo Directivo Provisorio incluidos en el padrón definitivo que aceptaran integrarlo. De ser necesario hasta completar el número se ofrecerá integrar la Junta Electoral a profesionales  incluidos en el padrón definitivo que aceptaran integrarlo.

Será Presidente de la Junta Electoral el Fiscal General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La Junta Electoral fijara su sede por mayoría simple de votos, único lugar donde serán validas todas las notificaciones

La Junta Electoral deberá dictar un reglamento electoral aplicable exclusivamente al primer acto eleccionario, ajustándose en lo posible a las previsiones de la presente ley.

La antigüedad exigida por esta ley para votar y para ser candidato, por la primera elección se computará desde la fecha de expedición del título universitario. El reglamento electoral que deberá aprobar la Asamblea General establecerá como se computara la antigüedad para votar y ser votado en las elecciones a efectuarse durante los primeros cinco años de existencia del Consejo Profesional.

Para esta primera elección no se exigirá el pago de suma alguna en concepto de matricula de inscripción

Concluido el acto electoral, la Junta Electoral procederá a proclamar y poner en funciones a las nuevas autoridades electas.

ARTICULO 66.-

Dentro de los sesenta (60) días de constituida, la Asamblea General  deberá dictar el reglamento interno del Colegio y establecer el monto de la matricula de inscripción y de la cuota anual de matricula establecida por la presente ley.

ARTICULO 67.-

Exceptúese al Consejo Profesional en Ciencias Informáticas de la Ciudad de Buenos Aires y a los trámites que sus representantes realicen, del pago de todo impuesto, tasa o contribución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

ARTICULO 68.-

Comuníquese, etc.

FUNDAMENTOS

Señora Presidenta:

Con la reforma en 1994 de la Constitución Nacional, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es una jurisdicción con status igual a las provincias argentinas. Así se dispone en el Título Segundo, Arts. 121; 122; 123; 124; 125; 126 y concordantes.

Por su parte, la Constitución de nuestra Ciudad, en su artículo 80º, dispone que "La Legislatura de la Ciudad ... 2 legisla en la materia ...d) del ejercicio profesional..."  consecuentemente las competencias que le corresponden a la misma en igual situación que las provincias argentinas, en lo que respecta a las Facultades no delegadas a la Nación.

En efecto, nuestra Constitución Nacional es consecuencia de acuerdos interprovinciales previos que incluyen facultades no delegadas por las provincias a la Nación.  Así lo refiere el preámbulo de nuestra Constitución de 1953 cuando expresa “…en cumplimiento de pactos preexistentes…

Entre las facultades no delegadas, se incluye “el ejercicio del poder de policía de los consejos profesionales y sus incumbencias”.

Por ello, los consejos profesionales son las entidades encargadas de velar por el ejercicio profesional, en particular de las profesiones que implican riesgos para las personas, empresas y organizaciones.

Justamente, el artículo 43º de la Ley de Educación Superior Nº 25.421 dispone que: “Cuando se trate de títulos correspondientes a profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes, se requerirá que se respeten …. los siguientes requisitos: ….; b) Las carreras respectivas deberán ser acreditadas periódicamente por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) …. El Ministerio de Cultura y Educación determinará con criterio restrictivo, en acuerdo con el Consejo de Universidades, la nómina de tales títulos, así como las actividades profesionales reservadas exclusivamente para ellos.”
Las carreras del área informática, cuyos graduados son sujeto de esta fundamentación, han sido incluidas por el mencionado Ministerio en este artículo 43º y, oportunamente (años 2010/2011), evaluadas y acreditadas por la CONEAU.

En la Argentina, entre otras, han resuelto su colegiación las provincias de Córdoba (Ley Prov. Nº 7.642/87), La Rioja (Ley Prov. Nº 6.911), Tucumán (Ley Prov. Nº  7490/00 y Decr.Reglam. Nº 3.910-1/07), Misiones. (Ley. Prov. Nº 3752/00), Entre Ríos (Ley Prov.Nº 9.498), Buenos Aires (Ley Prov. Bs.As. Nº 13.016/02), Catamarca (ley. Prov. Nº 5.169/05) y Santa Fe (Ley c/Estado Parlamentario Nº 12.473).

En tanto, la Cláusula transitoria 18º de la Constitución de nuestra Ciudad, prevé  con relación a la matrícula y el ejercicio del poder disciplinario de las profesiones liberales, que “...la Ciudad legisle sobre el particular".

En otro orden, el devenir tecnológico ha generado muchos conflictos entre personas, empresas y organizaciones, lo que ha devenido en conflictos judiciales de distinto calibre. La Cámara Federal de Apelaciones en lo Civil, con fecha noviembre 9 de 2011, ha indicado que se aprueba la inscripción en la nómina de peritos informáticos a un asociado a la Asociación Civil Consejo Profesional en Ciencias Informáticas, con sede en la C.A.B.A., por “no existir hasta el momento una ley específica que regule la actividad, tomando en cuenta que si bien existen otras entidades que admiten su inscripción de acuerdo a sus incumbencias (COPITEC y Consejo de Ingeniería Industrial) la misma no resulta obligatoria a los fines del desarrollo de su actividad, y de este modo, si la ley no exige el cumplimiento de tal extremo, mal puede el tribunal requerir que, a los efectos de la actuación como peritos los mencionados profesionales acrediten hallarse inscriptos ante una entidad que no los representa (Art. 14º , C.N.)”.

El Consejo Profesional en Ciencias Informáticas es una Asociación Civil creada en 1984 en el ámbito de la Ciudad, que no puede suplir las exigencias de los actores mencionados, aunque justamente encuadra integralmente en la previsión dispuesta por la Cláusula Transitoria 18° de la Constitución de nuestra Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Finalmente, al no contarse con matrícula habilitante, y al no poder ella ser exigida por las instituciones, en especial las del gobierno de la Ciudad Autónoma, se producen problemas de orden ético, no reglados por ninguna instancia.

Es por todo ello que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires requiere su ley para los profesionales de las ciencias Informáticas, y se la presenta a continuación.

 

 

Consiste en 60 minutos de evaluación 100% Online. El candidato deberá cumplimentar el 80% de respuestas correctas.

Las áreas de evaluación son:
Recursos Tecnológicos - Relaciones laborales y comerciales del Teletrabajador - Situaciones durante la Jornada Laboral - Tareas del Teletrabajador

Certifica: Consejo Profesional en Ciencias Informáticas  ac (CPCI)
Plataforma Tecnológica: acNOVA - Fundesco.

Valor: AR $ 600.- o USD 50.-
Informes e Inscripción: teletrabajo@fundesco.org.ar

Universidades

Bajo la idea de que los profesionales de la informática y los sistemas, son graduados de carreras universitarias de tal especie, la nueva Comisión Directiva del CPCI se ha preocupado por quienes se reciban de ingenieros y licenciados en la especialidad y por aquellos que se hayan interesado en estudiar nuestra disciplina en el ámbito de la educación terciaria y superior.

Bajo la idea de que los profesionales de la informática y los sistemas, son graduados de carreras universitarias de tal especie...

>> Leer más

 

ICCP & CPCI

El CPCI y el ICCP tienen celebrado un acuerdo de colaboración para ofrecer en el mercado local los servicios de certificación de conocimientos que el ICCP esta brindando al mercado.

El ICCP es una sociedad sin fines de lucro que desde su fundación en 1973,se ha dedicado a la creación de un alto nivel profesional...

Editorial

                                                         
Inciamos junto con el lanzamiento del nuevo website un nuevo proyecto de comunicación diferente, a través del cuál ofreceremos las últimas novedades sobre la informática, casos de éxito, eventos, publicaciones, noticias, tendencias.

Todo esto va de la mano de una fuerte presencia y actividad en las redes sociales como Facebook, Linkedin, Twitter, Google+, YouTube, Pinterest...

..111.. ..maisondupeuplemillau.fr.. La formation de ces groupes se séparent du programme du Département Musique, complétant la grande quantité d'enseignement individuel élèves donnés en harmonie, de la voix et des instruments et disponibles à tous les élèves avec aptitude dans la musique. Un http://www.maisondupeuplemillau.fr/index.php?levitra-ou-viagra autre département qui mérite une mention spéciale cette année que l'éducation physique. Athlétiquement l'école a eu une année active à la fois le côté filles et les garçons, ainsi kamagra oral jelly avis que dans le Lower School. Les http://www.maisondupeuplemillau.fr/index.php?acheter-cialis-moins-cher filles de l'école supérieure sous la direction avisée de Miss Pinkham ont eu un entraînement physique uniforme du programme et des activités récréatives. Celles-ci ont inclus la natation, la marche, la danse et le http://www.maisondupeuplemillau.fr/index.php?achat-levitra travail de gym.